Ruta V

5ª RUTA DE LOS INGLESES   
© Pedro Prieto - Fuente: www.romangordo.info  

El 16 de mayo se celebró la V Ruta de los Ingleses con un tiempo agradable. La participación desbordó todas las previsiones, pero no la capacidad de respuesta de los organizadores. Se sobrepasó el número de 900, cuando en ninguna de las ediciones anteriores se llegó a alcanzar la cifra de 350. Todo lo cual se explica, no sólo por la campaña publicitaria promovida por los Ayuntamientos de Romangordo y Casas de Miravete, sino también y principalmente por el interés informativo mostrado hacia este evento en los días previos por los medios de comunicación de ámbito regional, como la televisión, periódicos impresos y digitales y emisoras de radio.

Historia y Naturaleza
Los senderistas pudieron disfrutar con una doble inmersión en la Historia y en la Naturaleza. En la Historia, pues un grupo de actores de Romangordo hicieron en tres actos una recreación del episodio que se conmemora en la Ruta de los Ingleses. Cada acto tuvo lugar en un escenario diferente: el primero al inicio de la marcha, al sur de la sierra de Miravete, en el que los generales ingleses expusieron los objetivos que se querían conseguir con esta acción militar; el segundo en la plaza de Romangordo, en el que un capitán explicó a los soldados la táctica que se iba a emplear en el asalto a los fuertes de Lugar Nuevo y en el que unas unidades de caballería, que supuestamente habían explorado el camino que conduce a esa zona, informaron que estaba despejado de enemigos; el tercero se desarrolló en el fuerte de Napoleón y consistió en el asalto y conquista de ese fuerte y de todas las instalaciones francesas de Lugar Nuevo, después de lo cual se hizo una ofrenda floral en honor y recuerdo de los que murieron en esta brillante y trascendente operación militar.

Los senderistas pudieron disfrutar también de la Naturaleza: una fresca brisa y las bebidas y  productos energéticos que los organizadores repartieron en diferentes puntos de la ruta consiguieron que el sol no resultara agobiante y permitieron el total disfrute de la belleza del paisaje tanto en la sierra de Miravete, como en la garganta de la Canaleja o en el camino del Arroyo que va desde Romangordo al fuerte de Napoleón. Los 14 autocares que habían trasladado a los participantes al punto de origen de la ruta, después del desayuno en Casas de Miravete, los recogieron al final de la misma, junto al cerro del fuerte de Napoleón y los llevaron al merendero de Romangordo donde les esperaban, como merecido premio, bebidas refrescantes, gazpacho y sobre todo una extraordinaria paella.