Ruta X

La Ruta de los Ingleses cumplía su primeros 10 años de vida. Día espléndido, casi veraniego.

Para celebrar este décimo aniversario, la organización instalo megafonía en los diferentes puntos donde se rememora acontecimientos. En la salida, -Ventilla del camionero-, en la plaza de Romangordo y en el fuerte de Napoleón. Por fin pudimos escuchar nítidos y claros los diálogos que los actores mantienen durante la representación, y seguir mejor todos los actos de la ruta.

A primeras horas de la mañana Casas de Miravete comenzó a llenarse de senderistas para ultimar el proceso de inscripción, recogida de acreditaciones, camisetas conmemorativas, desayunar y acumular fuerzas para la marcha que nos esperaba.

Con puntualidad comenzaron los actos en la ventilla. Antes de la representación, se le entregó el sable de oro de la Ruta a Francisco Martín, propietario de la finca El Frontal, que año tras año nos facilita la ejecución de la ruta.

Y se inició la ruta con una animada caminata entre bellos paisajes serranos. En lo alto de la sierra un ligero viento fresco que se agradecía, por que el sol ya empezaba a mostrar su fuerza. Bajada de la sierra, la dehesa Boyal, el arroyo de la Canaleja, la fuente del Venero, y Romangordo.

Antes de la segunda parte de la representación de los hechos, se entregaron unas distinciones honoríficas a distintas personas y entidades por su colaboración con la Ruta de los Ingleses. La primera distinción fue para la Diputación provincial de Cáceres, que recogió su presidente D. Laureano Leon. A la Central Nuclear de Almaraz, recogida por don José Bernaldo de Quirós  Director de la Central. Al de club de Senderismo Michaelus, de Tejeda, Cáceres, que años tras año nos acompaña en la ruta. Y a Ángel Plaza, que encarna el papel del General Hill en las representaciones históricas, y que el año pasado sufrió un percance cardiaco durante la actuación, afortunadamente se recuperó, y este año a vuelto a representar su papel con gran brillantez.

En dicho acto el presidente de la Diputación nos anunció que la Ruta de los Ingleses reunía todas las condiciones para ser declarada "Fiesta de interés Regional", noticia acogida con grandes aplausos y una enorme alegría, por lo que supone el reconocimiento a la labor realizada por los vecinos y dirigentes de ambos ayuntamientos.

Acabados los actos oficiales y la representación, se reinició la marcha para llegar al Fuerte Napoleón.

En el fuerte, concluyó la marcha senderista con la batalla del asalto a la fortaleza, y el posterior homenaje a los caídos en dicho enfrentamiento.

Baja a los autobuses para regresar a Romangordo y disfrutar de una estupenda paella, y porque no decirlo, de un extraordinario gazpacho fresquito, que nos empezó a recuperar de la caminata.

Tienes fotos y un video de casi 30 minutos en el submenú de este apartado.

Hasta el año que viene.